miércoles, 18 de abril de 2012

Historias ciudadanas de Tlatelolco. Con Don Esteban

Por Ignacio Arellano Mora

Don Esteban
Don Esteban, como siempre atendiendo y conviviendo con los tlatelolcas, principalmente, con los primeros vecinos que llegaron al Conjunto Urbano, que ahora en su mayoría son adultos mayores, y también con algunos jóvenes. Por el transcurso de la mañana y tarde platican e intercambian rápidamente diversos temas, ya sea de actualidad o chismes de última hora de Tlatelolco. Don Esteban es una “hemeroteca parlante” viviente.

Al pie del “puente rojo”, bueno, hoy el “puente de piedra”. Es fácil de ubicar el puesto de periódicos, que está entre los edificios Los Galeana y Matamoros y el área de juegos infantil, precisamente, ahí donde se encontraba una gran resbaladilla de forma de un cohete ¿quién no lo recuerda?, es uno de tantos símbolos de Tlatelolco. Muchos recuerdos para los niños de aquella época. Así es, no te puedes perder la oportunidad de platicar con Don Esteban.

Desde un inicio, el padre de Don Estaban vendía periódicos, revistas, libros, es decir, todo tipo de información. Actualmente, en su módulo de lámina de color blanco exhibe los diarios nacionales y la revista mensual “Vivir en Tlatelolco”, entre otros.

En el expendio de periódicos y revistas, Don esteban nos platicó que “todos lo conocen ahora como el puesto de periódico del Puente de Piedra. Más que nada por la referencia del puente peatonal y ahora ya es más famoso por el Metrobús. En su momento, andaba los rumores que querían tirar el puente y los tlatelolcas protestaron. Pero realmente nos conocen aquí por el “Puesto de Piedra”, ese es realmente el nombre”.

En el interior del módulo, semi alumbrado, nos platicó que antes del sismo del 85 que “la gente tenía otro nivel intelectual, más alto. Era gente que tenía una preparación, más o menos, académica. Eso es lo malo que se perdió ese tipo de personas, que sí tenía tanto económicamente como académicamente, otro nivel de vida”.

¿Usted lo percibe por la compra de periódicos y revistas?

“Sí, porque en aquel tiempo, la gente, su poder adquisitivo era bueno. Sí eran buenos consumidores. Ya después cuando vino la nueva gente como que…sí bajo bastante el poder de compra de las gentes que ahora viven”.

Muy pensativo, señaló que “los habitantes compraban todo tipo de periódicos, por ejemplo, en aquel tiempo era el Excélsior, el Universal. Respecto a las revista, compraban bastantes “Vanidades”, “Muy Interesante”. Sí compraban, tenían buen nivel”.

¿Qué tanto le gusta su trabajo?

“Es agradable. Bueno, tengo acceso a toda la información que va coludiendo, ahora sí lo más novedoso. Todo lo actual, tanto información general de política, de ciencia y tecnológica. Hay revistas especializadas y muy novedosas en tecnología”, respondió.

Con una sonrisa en sus rostro nos habló que “ahora que está de moda el Internet, pues veo…, yo empecé a ver el reportaje de eso hace 15 años de lo que venía de la tecnología. O sea, que uno se va informando de aquí lo más novedoso”.

Respecto a las personas, comentó que “hay de todo tipo. Hay gente…demasiado amable y otras…muy…muy… muy especial y muy delicada. Y otros, anda de mal humor. Ahora sí hay que ser diplomáticos en este negocio”.

¿Qué le gusta leer?

“Me gusta leer todos los periódicos, las revistas y, ocasionalmente cuando nos llegan los libros, también. He conocido todo el boom latinoamericano, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Elena Garro. Todos tipo de lecturas y todo lo que es la noticia de la actualidad”, respondió.

En sus tiempos libres ¿lee esos libros?

“Sí, cuando tengo tiempo, leo todo tipo de libros”, sonriente aclaró.

¿Hay algún tema en especial que le guste?

“No. Leo en lo general. Leo de todo. Cuando leo deportes, escojo lo deportivo. Y cuando leo de política, pues de política. Cuando es de espectáculos, lo de espectáculos. O las revistas que son de ciencia y tecnología, lo de “Muy Interesante”, todo ese tipo de revistas.

Leo un poquito de todo”, apuntó.

Más adelante, resaltó, “ese es uno de los privilegios que tenemos, agarro cualquier periódico. A veces, lo leo de a cabo y rabo”.

UN PRIVILEGIADO LEER LOS PERIÓDICOS TLATELOLCAS

También, dijo, es un privilegiado de leer casi todos los periódicos que han salido en la Unidad Tlatelolco. Recordó que hubo uno que se llamó “La Crónica”, otros, como “La Trinchera de Tlatelolco” y el que editaba el señor Max Mendizábal, en paz descanse, “Unidad Urbana”.

“Lo que pasa, expresó, que el precio de estas ediciones están un poquito elevados, es lo que muchas veces pues optaba por comprar un diario como “La Jornada” que uno de aquí de Tlatelolco”.

“Yo le comentaba al señor Max, que en paz descanse, que el precio estaba muy elevado y no lo quiso bajar y a la larga desapareció”, resaltó.

Hoy, por ejemplo, con este periódico que hay de “Vivir en Tlatelolco” pues el precio es accesible. Sí, está al alcance de cualquier persona y creo que sí ha tenido la demanda y la aceptación en el público lector.

¿Conoció a los directores de estos medios?

“Sí, cómo no. El licenciado Olin, tenía un bigotazo publicaba “La Gaceta” o “La Nueva Tenochtitlán”. Nada más que últimamente no he sabido nada de él. Desapareció el periódico. Pero sí fue uno de los últimos periódicos que había antes de “Vivir en Tlatelolco”.

¿Cuánto artistas, políticos, deportistas conoce que viven en Tlatelolco?

“Bueno, sí llegue a tener contacto con algunos deportistas, por ejemplo, la clavadista María José Alcalá Izguerra, era conocida está muchacha y el ex campeón Alfonso Zamora”, recordó.

De artistas, había un señor grande que se llamaba Roberto Gómez Gandhi, manifestó, “quien fue que hizo la canción “Al Gato y al Ratón”, que la tocó la Banda Machos”.

Otro, Benjamín Sánchez Mota, que también hacía canciones. Aquí vivía Amalia Marcías –a la vez que señala al edificio Miguel Hidalgo-, que está atrás del local comercial, y ocasionalmente llegue a ver quién era entrenador de la América y del Pumas que se llamaba Ángel Papadópulos. También… a ¿quién más? Llegue a ver a Ferrusquilla, pero él vivía creo en la Tercera Sección. ¡Sí llegó a pasar por aquí!

¿Un político?

Políticos, pues así de renombre, de renombre, no. Ahhhh, el que es asambleísta del PRD, José Luis Muñoz Soria.

¿Recuerda las campañas priistas, de los 70´s?

“Sí, eran campañas de aquellos tiempos de carro completo, famosos, o sea sí había bastante promoción del PRI, en aquel tiempo”, recordó.

Ahora, argumentó Don Esteban, el PRD que prácticamente domina aquí en esta Primera Sección de Tlatelolco. Por cierto, comentó que “hay mucha queja de la gente que la Unidad ha está un poquito ya deteriorada y abandonada, antes no estaba así. Había como más presencia de policía como de servicios. Me explicaron algunos trabajadores que ha disminuido el personal, por ejemplo, barrenderos y jardineros, pues todo esto deteriora la Unidad. Es mi punto de vista”.

¿Ahora sí pasamos sobre el 68?

“Yo en ese tiempo estaba chico. El que estaba realmente en aquel tiempo era mi hermano.

Pero yo estaba en aquel tiempo en un puesto de ahí de la Colonia Guerrero. Pero estábamos al tanto de lo que ocurría aquí en Tlatelolco porque siempre me acuerdo, de antes de lo que ocurriera del 2 de octubre. Me acuerdo que siempre en la calles encontrábamos luego camiones incendiados y se sentía un ambiente muy denso en las calles”, explicó.

“Ya cuando ocurre del 68, mi papá llegó y le dijo a mi hermano que se apurara a levantar los periódicos porque había visto que había algo muy extraño”, indicó.

“Dice mi hermano que rápidamente empezaron a levantar y cuando ya habían cruzado la calle de Nonoalco Tlatelolco, se oyeron ya cómo muchos balazos. Al otro día nos enteramos de pues que había habido una matazón ahí en la Unidad, aquí en la Tercera Sección”.

Pues no fue lo que se dijo, verdad. Recordó que “en los periódicos dio una cifra mucho menor, peor parece ser que los testigos que estuvieron ahí dijeron que fueron más de lo que se manifestó”.

Desgraciadamente fue un hecho muy lamentable y que no quisiéramos que se volviera a repetir. Es algo, que no es posible que un Gobierno masacre a estudiantes. No tiene nombre.

Más adelante, expresó Don Esteban que después del sismo del 85, cambió la gente. “Ya no es la misma. La misma forma de vivir y concepción de lo que es Tlatelolco”.

Antes de septiembre del 85, agregó, “en aquel tiempo, vivía otro tipo de gente, digamos, tenían recursos económicos. O sea, eran gente de clase media, pues acomodada”.

Ya después, señaló que “llegó gente de clase media con menor poder adquisitivo, que la anteriormente la que vivía aquí. Principalmente, de los edificios de tipo “C”, como el Miguel Hidalgo, Allende e Ignacio Ramírez, es decir, el 80 por ciento de las personas emigro a otro lado. Tan sólo queda una minoría”.

Movimientos sociales de la Unidad

De movimientos sociales. “Me acuerdo, ahora sí del más fuerte. La prueba más grande que hubo, fue cuando se vino el sismo del 85. Vino un funcionario a Tlatelolco, que era de la Sedue, este Carrillo Arenas, pero ya luego, luego venía con una actitud muy prepotente, diciendo que iban a tumbar todos, prácticamente, los inmuebles que habían salido dañados”.

Entonces, apuntó, “la gente se empezó a organizar. La gente que se quedó resistió los rumores de que derribarían los edificios, sin embrago, se logró la reconstrucción. Eso fue uno de los momentos que más me acuerdo de que la gente defendió sus derechos de vivir aquí en Tlatelolco”.

“Hicieron plantones, marchas, andar viendo funcionarios, lograron que realmente la Unidad volviera a tener vida, otra vez. Impidieron que los edificios fueran demolidos, porque realmente lo que pretendía el Gobierno era demoler muchos edificios. Porque no tenían argumentos, los edificios estaban en buen estado”, concluyó Don Esteban.



1 comentario: